Opere Plumari: déshabillé s XXI

 

La firma española Opere Plumari nace, en mitad de un año incierto, para cubrir una necesidad específica. «Durante el confinamiento me di cuenta de que la oferta de ropa especial para estar en casa era bastante limitada. Entre el fast fashion y el sleepwear de lujo, resulta complicado encontrar diseños originales a precios asequibles», explica Cristina Hernando, fundadora de la enseña. Pensadas para todas aquellas que buscan comodidad sin comprometer la elegancia, las creaciones de Opere Plumari se caracterizan por las siluetas relajadas, las líneas refinadas y los minuciosos detalles. Un giro de tuerca en toda regla al clásico déshabillé de los años 50 para hacerlo más contemporáneo, fácil de llevar y versátil. La elección perfecta para saltar de casa a la calle.

Todos las prendas están realizadas en algodón orgánico de primera calidad, capturan los tonos más delicados del espectro cromático y se confeccionan en España de manera artesanal. Además, en un guiño a la autoexpresión, cada modelo puede personalizarse con un mensaje, nombre o iniciales. Entre sus referentes, Cristina señala la austeridad monacal, la tradición española en los monasterios del siglo XVII y la destreza de las monjas para bordar la ropa de ajuar. «Mi intención es actualizar los tópicos de convento en clave ultrafemenina», declara la diseñadora. Después de más de 15 años colaborando con cabeceras prestigiosas de grupos editoriales como Condé Nast y Hearst, la estilista de moda Cristina Hernando plasma su singular narrativa estética en su proyecto más personal hasta la fecha. Opere Plumari se suma a una nueva generación de marcas capitaneadas por mujeres, defensoras de la moda lenta y ver- daderamente necesarias.